El fitboxing cierra 2022 como uno de los deportes con más crecimiento

Compartir

Publicado el 20.12.2022

Golpear a un saco nunca había estado tan de moda como en este 2022. El boxeo, que tradicionalmente se ha visto como una disciplina agresiva y muy enfocada en el género masculino, ha eliminado sus tabús gracias al fitboxing. O lo que es lo mismo, verse cara a cara con un saco, sin rival de por medio, y con unos golpes marcados a través de la música.

Prueba de ello son los datos que este 2022 desliza uno de los principales baluartes del fitboxing en todo el mundo. Brooklyn Fitboxing, compañía española y que opera a través de un sistema de franquicias, ha cerrado el curso con 178 centros operativos en todo el mundo de los que 154 corresponden al mercado español.

Prácticamente con, al menos, un gimnasio por provincia española, en ciudades como Madrid los centros Brooklyn Fitboxing superan las 50 unidades o en Barcelona ya rozan los diez locales con vistas a un 2023 donde habrá aún más expansión. Así lo señalan desde la propia compañía y para ello se ha puesto mucho énfasis en un mercado catalán que aún tiene mucho crecimiento por delante con franquiciados muy interesados en invertir en las cercanías de la ciudad condal, en zonas litorales como Tarragona o en importantes núcleos urbanos cercanos a Girona o Lleida.

Y ya casi conquistado el territorio español, esta cadena que está llevando a muchas otras insignias deportivas a mirar al fitboxing como una disciplina muy interesante para sus clientes, ha puesto la mira en el mercado internacional. Con presencia en Italia, Portugal, Argentina, Rusia, Irlanda o Colombia, donde cuenta con más de una veintena de centros, 2023 será el año del desembarco en Alemania y Francia.

Así pues, esto viene a representar las grandes oportunidades de inversión que este deporte ha abierto, con una rentabilidad muy alta dada la constante demanda que existe sobre el fitboxing. Y es que, aunque el público mayoritario de esta disciplina es el femenino (desde Brooklyn Fitboxing deslizan que el 70% de sus usuarios son mujeres), el hecho de consistir en entrenamientos HIIT (de alta intensidad) acerca cada vez más al género masculino, sobre todo con un perfil muy deportivo.

Todo para cerrar un 2022 donde el fitboxing se ha alzado como una de las disciplinas más interesantes dentro de un mercado fitness que deja atrás los datos de la pandemia y mira a un horizonte donde cada vez hay mayor demanda por hacer cualquier actividad deportiva. Además, entre los beneficios del fitboxing está el hecho de que cada entrenamiento dura tan solo 47 minutos, lo que permite tonificar el cuerpo en menos de una hora, así como compaginarlo con otras actividades como nadar, correr o hacer yoga.

Autor: Carlos Barbadillo

Compartir

Noticias Relacionadas

INIMA Rehabilitación
Soportes gratuitos B&A