Así es el modelo de éxito del operador fitness español que más crece dentro y fuera de nuestras fronteras

Compartir

Publicado el 13.09.2022

Un saco de boxeo, una persona motivada delante y un juego de música y luces que acompaña a los ejercicios durante 47 minutos. Bien podría ser un sencillo resumen del método por el que el fitboxing se ha convertido en uno de los deportes de moda en España… con vistas a conquistar todo el mundo.

Desde que en 2014 Juan Pablo Nebrera, CEO de Brooklyn Fitboxing, se pusiera manos a la obra en la consolidación de una nueva forma de hacer deporte, esta disciplina que aúna movimientos básicos del boxeo, muay thai, kick boxing y ejercicios funcionales se ha convertido en una de las fiebres más expansivas en el sector fitness. Ese ámbito, el del deporte, que ya muy de moda en los últimos años, con la pandemia encontró un aliciente más en un público decidido a salir de los sedentarismos y encontrar entre las cuatro paredes de un gimnasio la motivación para acabar con el estrés del día a día de la oficina.

Así lo refuerzan los datos de facturación, apertura de centros y número de clientes de la cadena, ya por encima de los consolidados antes de la aparición del covid-19. Con el objetivo de cerrar el curso 2022 con cerca de 30 millones de euros en ventas (en 2019 facturaba una media de 1,7 millones mensuales), España tiene en la actualidad más de 150 locales a los que se suman una veintena internacionales con una cifra que roza los 45.000 clientes en todo el mundo.

Y es que en este 2022, el fitboxing ha entrado en su boom más expansivo. Aperturas permanentes gracias a un sistema sencillo de franquicias, el modelo se ha replicado en Portugal e Italia, pero también en Argentina, Rusia, Colombia o Bélgica. Sin embargo, es en Alemania y Francia donde pone ahora su principal foco internacional, con vistas a ser uno de los mercados deportivos que más crece en todo el Viejo Continente.

Brooklyn Fitboxing, a la conquista de Cataluña

Pero también con un desarrollo nacional, en los próximos meses la cadena espera contar con 200 centros españoles, culpa de un plan de expansión en Cataluña. “Vemos un potencial muy elevado. Al haber crecido la red basándonos mucho en el boca-oreja desde Madrid, la llegada a Cataluña se ha producido más despacio y existen oportunidades increíbles. A día de hoy tenemos apenas 10 clubes en Cataluña, y por la experiencia en el resto de España pensamos que podríamos llegar a 50 clubes en pocos meses”, explica Alberto Campo, director de Business Developement de Brooklyn Fitboxing.

Y es que es en Barcelona donde se encuentra el centro número uno en facturación mensual de la cadena, lo que ha servido de apoyo a esa idea de que el fitboxing aún tiene mucho que decir en Cataluña. Una región en la actualidad con centros en el área metropolitana de Barcelona, Hospitalet, Badalona, Castelldefels y Lleida que están entre los líderes en ventas de la boutique, por lo que es evidente que la marca comienza a ser conocida y tiene potencial para expandirse por estas zonas además de otras aún vírgenes como Tarragona, el litoral catalán u otros municipios colindantes a Barcelona.

Datos todos que soportan el hecho de que recientemente la cadena haya cerrado una ronda de inversión de 10 millones de euros para mirar al futuro sin un techo que ponerse. “Somos muy optimistas sobre el futuro”, reconoce Campo, remarcando esa nueva oportunidad deportiva que ha encontrado en la tecnología y la gamificación que ofrece el fitboxing uno de sus mejores aliados. 

BF Home y un Mundial para seguir creciendo

Pero es que el modelo de esta exitosa boutique fitness no se queda aquí y entre sus mejores armas de un mayor crecimiento se encuentran las estructuras BF Home, que permitirán llevar el gimnasio a casa, y los FWG, un campeonato con el visto bueno del Consejo Mundial de Boxeo (WBC).

Con una partida que se sitúa sobre el 20% de los 10 millones del fondo de inversión, el BF Home consiste en una novedosa estructura que permite al cliente ejercitarse desde un pequeño habitáculo en su casa, como si en una clase se encontrase. Esto favorece aún más ese concepto de entrenar ‘cuándo y cómo quiero’, sin necesidad de depender de un grupo y entrenadores, y es el apoyo en la inteligencia artificial donde este saco ‘portátil’ encuentra su mejor aliado. 

Por otra parte, los Fitboxing World Games han mostrado en este 2022 el potencial de crecimiento que tienen como competición deportiva, al juntar en la Caja Mágica de Madrid a más de 64 equipos llegados de España, Italia y Portugal ante la atenta mirada de casi 2.000 espectadores. Un torneo que además cuenta con el aval de las grandes instituciones del mundo del boxeo, así como destaca por ser un deporte mixto donde la edad y las condiciones físicas tampoco suponen un diferencial considerable.

En resumen, todo un arsenal de potenciales mercados en los que crecer, que ha situado al fitboxing, en general, y a Brooklyn Fitboxing, en particular, como la disciplina y compañía más de moda en el fitness español, capaz de atraer la atención de inversores y franquiciados deseosos de sumarse a una ola que parece no tener límites.

Autor: Carlos Barbadillo

Compartir

Noticias Relacionadas

INIMA Rehabilitación
Soportes gratuitos B&A