Franquicias para autoempleo

Compartir

Publicado el 08.06.2014

Este modelo de desarrollo ha registrado por cuarto año consecutivo un aumento del número de trabajadores empleados.

El comienzo de año, y en concreto enero, finalizaba con una nueva subida de la cifra de desempleo, si bien es la menor registrada para este mes desde 2007. Según datos registrados por el Servicio Público de Empleo Estatal, ya son más de 4.800.000 el número de personas en paro en nuestro país.

En medio de este escenario, la franquicia se presenta como una vía para el autoempleo. Así queda recogido en la Guía de Franquicias de España, elaborada por Barbadillo y Asociados.

Según datos de la vigésimo primera edición de este estudio anual, la franquicia continúa su tendencia alcista en cuanto a generación de trabajo. Con un 1,04% más de personas empleadas, a finales de 2013 eran  216.890  las personas que desempeñan su trabajo dentro de este sistema de comercio asociado.

 

sta fórmula de crecimiento se confirma por cuarto año consecutivo como una efectiva solución para la situación de destrucción de empleo. Por la franquicia  están optando muchas personas en paro o emprendedores que quieren dar un vuelco a su carrera profesional.

Un hecho que no es de extrañar si tenemos en cuenta que las franquicias para el autoempleo son una de las fórmulas que menos riesgo empresarial conlleva, por los siguientes motivos:

El nuevo franquiciado tiene acceso a una fórmula comercial ya probada en el mercado, con resultados satisfactorios. La central de franquicias para autoempleo suele facilitar sobremanera la gestión de sus asociados, ya que les transmite todo el know how mediante la formación y la cesión de los manuales operativos.

Los franquiciados participan de la imagen de marca de la franquicia y de las acciones comerciales y de comunicación que realice la central, un factor muy valorado, tal y como se recoge en el  Informe de Satisfacción del Franquiciado. Un punto importante que hay tener en cuenta es que, a pesar de las ventajas de este sistema, no se puede asegurar el éxito del modelo de las franquicias para el autoempleo que operan en el mercado.

El franquiciado, pese a pertenecer a una cadena y a tener su respaldo, siempre será un empresario independiente que tendrá que esforzarse y luchar por el buen funcionamiento de su negocio. El perfil del asociado de una franquicia para autoempleo será el de aquel emprendedor que se hará cargo de la gestión de su empresa, implicándose directamente en el día a día de la misma.

La experiencia ha demostrado que los asociados dedicados en exclusiva a su franquicia hacen de ésta un negocio más rentable, entre otros motivos, porque se evita el alto coste fijo de la contratación de un empleado.

El abanico de inversión de las franquicias para autoempleo es amplio y oscila entre 5.000 hasta 120.000 euros. Con esta coyuntura económica, por muy paradójico que parezca, y más concretamente, con las indemnizaciones de los despidos, estas cifras se vuelven más asequibles para el recién destituido.

Visita nuestro Buscador de franquicias para consultar más franquicias para autoempleo.

Autor: Barbadillo y Asociados

Compartir

Noticias Relacionadas

barbadillo y asociados
Franquicias rentables 1
laptop 3196481 1920
paper 3253352 640
evgeni tcherkasski SqsbTuo5jP0 unsplash
flag 2141861 640
adult 1869397 640
beauty salon 4043096 640
purchase 3113198 640