+34 91 3096515 Oficina Central: Alcalá 128, Madrid, ESPAÑAContacto

Franquicias low cost

Franquicias low cost

Por franquicias low cost hacemos referencia a aquellas cuya inversión suele estar muy por debajo de los 20.000 euros

En la última década cada vez oímos hablar más del término ‘low cost’ para referirnos a todo aquello que es considerado como barato, una denominación que también se emplea cada vez más en el mundo de la franquicia.

Entendemos por franquicias low cost aquellas enseñas que presentan una baja inversión, la cual suele estar muy por debajo de los 20.000 euros.

Las franquicias consideradas como low cost presentan algunas ventajas importantes por encima del resto entre las que podemos destacar las siguientes:

  • Rápida amortización de la inversión.
  • Menor riesgo para el franquiciado al tener una menor inversión.
  • Posibilidad de acometer la inversión con recursos propios sin necesidad de financiación externa.
  • Presentan gastos reducidos en la mayoría de los casos.

En cuanto al perfil del franquiciado de las franquicias low cost generalmente encontramos personas que vislumbran este tipo de negocios como alternativa de autoempleo y serán ellos mismos los que estén al frente de la franquicia, por ello supone una salida profesional para personas desempleadas que quieren invertir sus ahorros en negocios consolidados, así como para emprendedores que apuesten por negocios de rentabilidad demostrada.

Perfil del inversor

Por otro lado, también podemos encontrar el perfil del inversor, a quien si la franquicia le interesa decide abrir varias unidades de una misma franquicia low cost, llegando a ser incluso en algunas ocasiones un multifranquiciado o un Area Developer.

En el caso del franquiciador la alternativa low cost permitirá que su franquicia tenga la posibilidad de crecer más rápidamente, ya que encontrar nuevos franquiciados no será una tarea excesivamente complicada.

Hay que señalar que el hecho de que una franquicia sea low cost no significa que vaya a tener una alta rentabilidad asegurada, puesto que hay que estudiar cada caso. Sin embargo, sí podemos destacar que en la mayoría de las franquicias low cost el franquiciado obtiene un mayor beneficio que si trabajara por cuenta ajena en cualquier otra actividad.

Para que una franquicia sea rentable, al margen de que sea low cost o no, es fundamental contar con un buen local situado en una ubicación estratégica, así como ofrecer un buen servicio y/o producto y saber comunicarlo.

Deja tu comentario


Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *