Cómo convertir un negocio en franquicia

Compartir

Publicado el 23.02.2015

Seguro que muchos de los que leéis este artículo os estáis planteando cómo convertir un negocio en franquicia, de manera que podáis incorporar a vuestra cadena franquiciados con un sólido conocimiento de su mercado local, sin realizar desembolsos de la misma magnitud que los de la apertura de centros propios.

Por ello explicamos a continuación los cinco primeros pasos que debemos tener en cuenta para que el proceso de transformación de nuestra empresa en una franquicia tenga garantías de éxito.

1.Partir de un modelo franquiciable. Para llegar a esta conclusión es necesario corroborar que, por un lado, nuestro negocio es lo suficientemente simple como para poder duplicarlo a través de delegaciones en diferentes áreas geográficas.

Por otro lado, un factor fundamental que nos va a dar la pista sobre cómo convertir un negocio en franquicia es que nuestra actividad o servicio esté dotado de factores de fidelización o ventajas tangibles e intangibles que animen a un futuro franquiciado a apostar por nuestra marca.

2.Realizar un buen diseño. Nos referimos a la fase del Plan de Diseño y Desarrollo, ese que va a establecer las bases para determinar las condiciones idóneas que nos permitirán que nuestra marca comience a operar en franquicia.

Establecer las condiciones económicas (pagos iniciales y periódicos, margen sobre producto, etc.); las relacionales (formación, procesos y comunicación dentro de la central); las jurídicas (contrato de franquicia) y estructurales (personal necesario en cada delegación) constituye un paso fundamental a la hora de plantearnos  cómo convertir un negocio en franquicia.

3.Desarrollar la base documental necesaria. En este punto nos referimos a disponer de todo el material que nos va a permitir captar, incorporar y formar a los nuevos socios de nuestra franquicia.

Contar con una metodología profesional a la hora de preparar el dossier de captación de franquiciados, el contrato y los Manuales Operativos del Sistema (MOS), es otro de los pasos contemplados en la ‘ruta’ sobre cómo convertir un negocio en franquicia.

4. Un proceso de expansión exigente. A la hora de seleccionar los candidatos que van a entrar en nuestra cadena de franquicias, debemos establecer una serie de requisitos mínimos exigibles. El convencimiento del franquiciado hacia la central y viceversa es básico y la solvencia económica de los candidatos es uno de los primeros condicionantes en el proceso sobre cómo convertir un negocio en franquicia.

5. Formación inicial teórico- práctica. Si queremos que los franquiciados repliquen nuestro modelo empresarial es necesario transmitir nuestro saber o know how a través de un adecuado proceso de formación.

En nuestro decálogo sobre cómo convertir un negocio en franquicia, debemos reseñar por último la necesidad de establecer las fases, la duración y los participantes del proceso de formación que el franquiciado debe completar antes de incorporarse a una franquicia.

Si tienes más dudas sobre cómo convertir un negocio en franquicia o quieres solicitar información sobre nuestros servicios profesionales.

Autor: Barbadillo y Asociados

Compartir

Noticias Relacionadas

barbadillo y asociados
Franquicias rentables 1
laptop 3196481 1920
paper 3253352 640
evgeni tcherkasski SqsbTuo5jP0 unsplash
flag 2141861 640
adult 1869397 640
beauty salon 4043096 640
purchase 3113198 640