Remax España presenta el informe “Perspectivas inmobiliarias europeas 2023″ en el que analiza los factores determinantes de los cambios en el mercado inmobiliario europeo

Compartir

Publicado el 08.06.2024

REMAX Europa, red internacional líder en venta de franquicias en Europa, acaba de hacer público “Perspectivas Inmobiliarias Europeas 2023”, un informe en el que se analiza la situación del mercado inmobiliario europeo del pasado año, así como las perspectivas y tendencias que pronostica REMAX Europa, la red inmobiliaria más grande del viejo continente, para este 2024.

La edición del 2024 de este prestigioso informe analiza cómo los acontecimientos económicos y geopolíticos acontecidos en Europa durante el pasado año han influido en el mercado inmobiliario.

Javier Sierra, presidente de REMAX España, presentó y analizó este informe en rueda de prensa en Madrid ante los medios. Durante su intervención, explicó cómo REMAX comenzó a realizar estos informes en 2021 basándose en la información que obtiene gracias a sus 35.000 asociados en 40 países europeos.

Entender y explicar la situación del mercado de la vivienda en Europa no es una tarea sencilla. Mucho menos lo es entender las tendencias y el comportamiento futuro del mercado. La primera dificultad estriba en que existen una infinidad de mercados inmobiliarios que pueden tener comportamientos diferentes o incluso opuestos. No solo los países pueden ser diferentes. Habrá comportamientos distintos por ciudades e incluso en los barrios de esas ciudades.

Dado que la vivienda actúa como un barómetro de la situación económica y la confianza del consumidor, al mismo tiempo que es muy susceptible a eventos macroeconómicos, el nuevo análisis de REMAX Europa proporciona una visión general exhaustiva para los compradores y vendedores que buscan interpretar que pasará en el sector en los próximos meses. Y es que, los mercados están cambiando en respuesta a los acontecimientos mundiales.

Cada nación europea alberga un conjunto de circunstancias políticas y económicas diferentes, lo que significa que cada mercado respondió al cambio económico, la situación política y los conflictos bélicos de diferente manera. Sin embargo, el análisis aporta muchas conclusiones similares para todos los países europeos.

• Las altas tasas hipotecarias en muchas partes de Europa, que llegaron de la mano de aumentos de las tasas de interés, impactaron tanto en la oferta como en la demanda de vivienda en Europa. Algunos países, como Alemania, Suecia y Estonia, se vieron más afectados que otros.

• Las subidas de los tipos de interés contribuyeron a una caída relativamente exitosa y constante de la inflación: los niveles se redujeron al 3,4% en diciembre de 2023 en toda la UE. Esto indica condiciones potencialmente más favorables para los compradores que podrán obtener financiación con tipos más bajos.

• Europa se acostumbró a tasas de interés inusualmente bajas en los últimos años y, por lo tanto, el aumento de las tasas de 2023 en realidad representa un escenario mucho más «normal». Por lo tanto, si bien se espera que las tasas caigan aún más en el futuro cercano, los compradores y vendedores no deberían anticipar un retorno a los niveles históricamente bajos que disfrutaron desde 2009.

• Las inversiones en bienes inmuebles residenciales continúan brindando protección contra la inflación, porque las inversiones y el valor de los bienes también tienden a apreciarse con el tiempo. Para los propietarios, los ingresos por alquiler también tienden a aumentar debido a la inflación, lo que significa que ya sea que la propiedad sea para vivir o sea una inversión, los bienes inmuebles residenciales deben conservar su estatus de inversión de riesgo relativamente bajo.

• Surgirán nuevas oportunidades para los compradores, en parte porque las personas que retrasaron la venta entrarán al mercado, creando condiciones favorables para las negociaciones de precios. Además, las empresas constructoras que buscan reducir el inventario pueden ofrecer nuevas propiedades a precios más bajos.

• Para los compradores, mantener la estabilidad financiera y tener liquidez son ahora cruciales para mejorar el poder de negociación y la flexibilidad, permitiéndoles capitalizar las condiciones del mercado de manera efectiva.

• Para compradores y vendedores, firmar un acuerdo en exclusiva con un profesional inmobiliario es cada vez más importante. La habilidad y la experiencia necesarias para negociar acuerdos en mercados cambiantes se han vuelto más críticas. Los beneficios de contar con un agente van más allá de lograr el mejor precio para las propiedades; también incluyen asegurar los mejores términos y condiciones.»

Michael Polzler, CEO de REMAX Europa afirma: “Nuestro análisis muestra que, si bien los acontecimientos macroeconómicos plantean nuevos desafíos, existen oportunidades en el mercado inmobiliario español ya sea como comprador, vendedor o inversor. Tener un conocimiento profundo de los mercados y los factores que provocan cambios con respecto a las normas anteriores es clave para lograr los resultados más exitosos, por lo que el asesoramiento experto de un profesional inmobiliario es crucial.

“Además, tanto para vendedores como para compradores, los acuerdos exclusivos con agentes inmobiliarios están demostrando su valor en este mercado. Recomendamos obtener representación exclusiva de un profesional no solo para garantizar que lo guíen durante todo el proceso, sino también para que se logre el resultado correcto”.

Durante su intervención, Javier Sierra afirmo que el mercado de la vivienda en toda Europa, al igual que está pasando también en Norteamérica, se enfrenta a desafíos nuevos que no serán sencillos de abordar. En primer lugar nos encontramos en un entorno económico e internacional complejo. El viejo continente logró en 2023 frenar la recesión y obtener un exiguo crecimiento del 1% en la zona euro, aunque algunos países como Alemania (-0,5) o Suecia (-0,7%) decrecieron”.

Javier analizó el periodo transcurrido tras la pandemia, “en el que nos enfrentamos una subida de la inflación debido al deterioro de las redes de suministros y a la subida de precio de la energía. La guerra en Ucrania no hizo sino empeorar la situación y ello obligó a la subida de los tipos de interés que tuvo un impacto enorme sobre el mercado de la vivienda. Por otro lado, el mercado de trabajo está en máximos históricos en cuanto al número de personas que trabajan y en mínimos históricos en cuanto a los niveles de paro, en general en toda Europa. Y también ha habido una gran inmigración hacia Europa y dentro de la misma Europa una tendencia de la población hacia las grandes ciudades. Así que a pesar de la subida de tipos la demanda se mantiene muy alta. Los precios de las casas se mantienen o han crecido y una parte numerosa de la población tiene muchas dificultades para acceder a la vivienda. Se construyen muchas menos viviendas de las necesarias y el coste de construcción ha subido mucho.”

Se hicieron menos transacciones y a pesar de ello el tiempo medio de una propiedad puesta a la venta pasó de los 178 a los 150 días pese a la paralización sufrida, especialmente en los primeros meses del pasado año debido a las altas tasas de interés.

En las grandes ciudades todas esas características del actual mercado inmobiliario confluyen en el mercado de alquiler, incrementando la demanda y al mismo tiempo haciendo que el inventario se reduzca. La situación se va haciendo más dramática especialmente para los jóvenes para los que se va haciendo cada vez más difícil el acceso a una vivienda en alquiler en esas ciudades. 

En España estas mismas tendencias se repiten y en algunos casos se extreman. Javier Sierra hizo hincapié en que la situación de España está agravada y será peor en el futuro próximo. España comparte características que encajan con su denominación como «la Florida Europea”. Con las ventajas y también los desafíos que eso conlleva. Las mismas razones por las que el turismo no para de crecer la hacen uno de los países más atractivos en los que se puede vivir. 

Durante la rueda de prensa Sierra recalcó este hecho afirmando que: “nuestra gran fortaleza y nuestra ventaja diferencial como país, por muchas razones que son fáciles de enumerar está en ser el mejor destino del mundo para el turismo residencial y para la inmigración de todos los niveles”. Miles de personas de otros países de Europa (pero no solo de Europa) están comprando y comprarán en los próximos años residencias en España. La pandemia incrementó y aceleró este proceso porque ha incrementado la búsqueda del bienestar y ha demostrado las posibilidades de trabajar en remoto; unido al hecho de que España es el lugar preferido por europeos para mudarse tras su jubilación”.

Es una gran fortaleza para el futuro de nuestro país y para nuestra economía, pero al mismo tiempo redobla los desafíos a los que se enfrenta el mercado de la vivienda en nuestro país durante los próximos años.

REMAX Europa aspira a poder definir algunas situaciones generales que sean significativas y a ir mejorando a lo largo de los años la información más completa posible que sea de utilidad a las personas que estén pensando comprar o vender una propiedad en alguna parte de nuestro continente.

Autor: Carlos Barbadillo

Compartir

Noticias Relacionadas

INIMA Rehabilitación