Entrevistas | 16 Jul 2007 |

SERGE GROS, Director de Expansión de Giuseppe Galli

“Las franquicias sólo suponen el 2,5% del sector, pero facturan el 15%”

–¿En qué situación se encuentra el sector de peluquería? 
–Para hablar de este segmento hay que analizar los diferentes salones que operan en él. Por un lado están los negocios integrados en alguna de las redes de franquicia, que aglutinan unas 1.000 unidades; estas, a pesar de representar únicamente el 2,5% del sector, suponen el 15% de la facturación que genera la actividad, lo que da una idea de su rentabilidad. Y las cadenas todavía cuentan con un gran recorrido, si tenemos en cuenta que en otros países europeos las franquicias engloban el 10% del mercado y el 50% del volumen de negocio. Los otros dos grupos son las peluquerías de barrio y los denominados salones de nombre. Estos últimos se caracterizan por ser muy populares en su zona, pero desconocidos fuera de ella. En este contexto, yo creo que van a desaparecer negocios pequeños. 

–¿En qué se diferencia el concepto de Giuseppe Galli? 
–Giuseppe Galli está considerado por la prensa como el Zara de la peluquería, en el sentido de que poseemos una imagen de alto nivel y un producto de calidad, pero a precios bajos. Nuestra política consiste en democratizar el lujo. Se trata del segmento más atractivo y más seguro. Las peluquerías de barrio, por su parte, ofrecen los mismos precios y, en ocasiones, una calidad similar, pero ningún elemento más. Los salones de nombre, en cambio, acercan esa calidad a precios altos, y ahí termina su propuesta. 

–La cadena ha decidido franquiciar ahora un concepto que ya cuenta con 48 salones propios, ¿por qué? 
–Nuestra política consiste en crecer a través de salones propios en las ciudades de Madrid y Barcelona, núcleos donde creo que ya no tenemos mucho más recorrido, ya que la idea es poseer en cada uno de ellos entre 30 y 35 establecimientos. Ante este panorama, hemos decidido llevar el negocio a otros territorios, para lo cual recurrimos a másteres regionales. 

–¿Por qué han optado por esta fórmula? 
–A partir de mi amplia experiencia en el mundo de la franquicia, creo que este es el modo de estar más cerca de los emprendedores. En este sentido, el franquiciado regional es el que mejor conoce la cultura e idiosincrasia de la zona, el mercado o la legislación vigente, aspecto este último fundamental en un país como España, donde la normativa cambia en cada comunidad autónoma. Con este bagaje, el máster es capaz de dar un servicio de gran calidad al franquiciado. Tampoco hay que olvidar que este sistema permite a la compañía abordar un crecimiento menos costoso.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies