Entrevistas | 05 Ene 2011 |

“Nuestro objetivo es ser líderes de la distribución textil allí donde estemos”

Juan Pablo Romaguera, Director de Franquicias de Kiabi.

¿En qué situación se encuentra el mercado de la moda?
–El sector de la moda está sufriendo actualmente, y mucho. En lo que se refiere a la distribución textil, la mayoría de los operadores está pasando por un momento difícil, con reducciones serias de sus inversiones y de sus previsiones de crecimiento, e incluso de empleo. Con la crisis económica los consumidores han comenzado a apretarse el cinturón y, aunque no dejarán de comprar, quieren hacerlo más barato. En el precio está, pues, la diferencia, y aquel que ofrezca los productos más competitivos se llevará el gato al agua.

¿Qué resultados está obteniendo Kiabi en su apuesta por el bajo coste?
–El formato de bajo coste empieza a cobrar fuerza también en el mundo de la moda, ya que el consumo textil ha decidido orientarse hacia estos establecimientos. Kiabi es de los pocos que está saliendo airoso e incluso reforzado, ya que nuestro concepto de “moda a pequeños precios” se adapta perfectamente a esta situación. Podemos decir que vamos capeando el temporal, no sin grandes esfuerzos, pero satisfactoriamente y manteniendo nuestros objetivos de crecimiento.

Después de abrir 61 tiendas propias en España desde 1993, ¿por qué ha cambiado a la expansión en franquicia?
–La franquicia es para nosotros una palanca más de crecimiento. Mantenemos los proyectos de sucursales, y seguiremos abriendo tiendas propias al mismo ritmo que hasta ahora, de 8 a 12 al año. Pero queremos apoyarnos en la franquicia porque el franquiciado conoce el mercado local muy de cerca, tiene mejores contactos con las administraciones de su zona y más facilidades para ubicarse en sitios donde nosotros, hoy por hoy, no nos planteamos tener sucursal. Nuestro objetivo es ganar cuota de mercado y tratar de ser líderes de la distribución textil allí donde estemos posicionados.

Con un mínimo de 700 metros cuadrados, el de Kiabi es un negocio de coste alto para lo que es habitual en franquicia, donde hay conceptos de menos de 30 metros.
–Sí, pero otras tiendas de moda no facturan entre 1,5 y 2,5 millones de euros. Yo no considero que la inversión sea cara, sino elevada, porque el coste por metro cuadrado, que ronda los 450 euros como máximo, es bastante más económico que el de otras cadenas. Es un importe proporcional a la facturación que se puede esperar del negocio. 

¿Les ha beneficiado el desplome inmobiliario?
–Antes basábamos el crecimiento en nuevos desarrollos, en cambio casi el 90% de las aperturas de este año son recuperaciones de ubicaciones existentes por reconversiones de negocios de otras enseñas.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies