Artículos | 27 Feb 2018 |

Cómo montar una franquicia paso a paso

Tenemos que tener presente estos 6 pasos importantes si queremos emprender en el sistema de franquicia

Cómo montar una franquicia paso a paso

Para responder a la pregunta sobre cómo montar una franquicia, tenemos que tener presente que la decisión de emprender no se debe tomar en unas horas. Debemos seguir unos pasos que nos ayudarán a entender mejor el sistema de franquicia y a atisbar si realmente esta fórmula es la más adecuada para nosotros, como emprendedores/inversores.

Pasos para montar una franquicia

-Autoanálisis. Antes de emprender un proyecto, debemos hacer una autoevaluación para determinar si nuestro perfil se adapta a las condiciones que debe reunir un franquiciado.

Para realizar una correcta evaluación, será preciso preguntarnos qué es y cómo funciona una franquicia, la cantidad de horas que estamos dispuestos a emplear en el negocio, el tipo de gestión y el respaldo familiar con el que contamos. También debemos sincerarnos sobre nuestro carácter y relación con la gente, nuestra tolerancia a las normas externas, la capacidad económica de la que disponemos y el riesgo económico que estamos dispuestos a asumir.

Es importante tener en cuenta que el perfil de un candidato está en un punto intermedio entre un empresario y un funcionario –con mayor inclinación hacia el perfil del funcionario-. Si queremos abrir una franquicia, tenemos que tener presente que formaremos parte de una imagen de marca propia y que tendremos que seguir unas normas establecidas por parte de la central, por lo que será preciso tener en cuenta si se posee ese carácter a medio camino entre empresarial y funcionarial.

Elección del sector. El siguiente paso es la selección del sector, y para esto, tenemos que tener en cuenta los siguientes parámetros: la actividad, la demanda existente y la oferta dentro del sector. Hay que determinar si el producto que se comercializa está contrastado y se trata de éxito ya probado. Asimismo, debemos evaluarla relación calidad-precio, analizar los pros y contras (posible moda pasajera, estacionalidad, diferencias con respecto a la competencia…). Por último, debemos comprender que realmente la actividad es la que nos gusta y cerciorarnos de si disponemos de capacidad económica para afrontar la inversión media que precisa el sector.

-Selección de la franquicia. Una vez elegido el sector, tenemos que ver las diferentes opciones de enseñas y centrar nuestro tiempo en analizar cada una de ellas en profundidad y desde distintas perspectivas.

Hay que establecer un primer contacto con el franquiciador y solicitar información (normalmente el dossier). Si seguimos interesados en la marca, en la mayoría de los casos nos pedirán que cumplimentemos un pequeño formulario. Después de la recepción de ese cuestionario -por parte de la central-, procede la entrevista con el franquiciador, en la que se aclararán las dudas y se explicará más profundamente el modelo de negocio.

Si seguimos interesados,podemos pedir información más específica que nos permitirá verificar el modelo de negocio, conocer los aspectos económicos, legales y administrativos, la situación actual de la central y los planes de expansión, conocer profundamente la estructura empresarial del franquiciador, los aspectos operativos y la base documental.

-Contrastar información. Uno de los pasos más importantes cuando nos informamos sobre cómo montar una franquicia, es comprobar y contrastar la información recibida con los propios franquiciados de la marca. Su situación es el más fiel reflejo que podemos obtener del que será nuestro propio escenario en un futuro.

-Obtener el DIP franquicia. Aunque este paso es una obligación legal que tiene el franquiciador, es importante saber que existe.

El DIP -Documento de Información Precontractual-, nos lo debe facilitar la central por lo menos 20 días antes de la firma del contrato.

En este documento encontraremos los datos identificativos del franquiciador, los derechos de propiedad industrial, la descripción general del sector, experiencia previa de la central, contenido y características de la franquicia y de su explotación; la estructura y extensión de la red en España. También deben estar reflejados los datos relacionados con el contrato de franquicia, en el que destaca la duración del acuerdo, el canon de entrada y los royalties mensuales, los derechos y obligaciones – del franquiciado y del franquiciador- las infracciones y las sanciones que estas pueden generar, las causas de resolución del contrato y las condiciones de renovación.

-Firma del contrato y apertura. En el momento en que hemos ratificado todos los pasos anteriores, llegamos al cierre del acuerdo con la central y pasamos a ser franquiciados de la enseña.

Tras la firma del contrato, el último paso es la apertura, la cual se producirá antes en aquellos conceptos que no precisen de local.

Es importante saber cómo montar una franquicia, antes de empezar con la búsqueda de un modelo de negocio. Conocer y tener presentes estos pasos, nos permitirá identificar de manera más clara, tanto la fórmula como el concepto empresarial que más se adapta a nuestras necesidades y gustos.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies