Entrevistas | 19 Nov 2007 |

Julien Sallier, Responsable de Expansión para España y Portugal de Schmidt

“No vendemos a las constructoras por la inseguridad en los pagos”

–¿Cómo ve el sector de mobiliario de cocina en España?
–La competencia en esta actividad es muy fuerte. En estos momentos Schmidt es el primer fabricante francés de mobiliario de cocina y el cuarto en Europa, donde las dos marcas que ocupan la cabeza superan notablemente al resto. No obstante, nuestra estrategia es muy diferente a la del líder continental, que ha ampliado su presencia a base de comprar distintas firmas. Nuestra compañía está creciendo a un ritmo del 20% a escala mundial con marcas creadas por nuestra central francesa. En estos momentos, además de Schmidt, el grupo explota la firma Cuisinella, que opera únicamente en el mercado galo con productos que hacen competencia directa a Ikea. Con esta enseña hemos alcanzado el número 4 en ventas en nuestro país.

–¿Cuál es el mercado de Schmidt?
–Bajo la firma Schmidt, que es la más antigua, se comercializan productos de calidad media-alta o alta. Al contrario que Cuisinella, y pese a que en Francia mantiene el 75% de su negocio, esta marca está enfocada al mercado internacional, principalmente a la Europa occidental. Su atractivo es el buen acabado de los muebles y la amplitud de las colecciones, que están formadas por unos 100 modelos, frente a los 30 de nuestra segunda enseña.

–¿Cómo ve el mercado español del mueble?
–Se trata de un sector muy atomizado, con fabricantes locales que disponen de una oferta interesante pero limitada por su baja capacidad económica a la hora de invertir en nueva maquinaria y soportes tecnológicos. En estos momentos, la situación se está complicando para este tipo de empresas porque llegan franquicias y marcas extranjeras que imponen su ritmo de ventas y sus precios.

–¿Pueden verse afectados por el cambio de ciclo inmobiliario?
–El sector del mueble español ha trabajado en los últimos años muy vinculado a la construcción y con pocos márgenes, y puede que sus resultados acusen la nueva situación. Como central, Schmidt no vende directamente a constructoras, y recomendamos a nuestros distribuidores que se centren en el cliente final, no en los promotores, por la seguridad en los pagos.

–¿Cómo será su expansión en España?
–Ahora tenemos tres centros franquiciados y queremos seguir con paso lento y afianzado, seleccionando bien a nuestros asociados. Nuestra prioridad son las regiones del centro y norte peninsular por cuestiones de logística y poder adquisitivo. La próxima apertura de la cadena tendrá lugar en Segovia.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies