Entrevistas | 26 May 2008 |

JUAN RAMÓN HERNÁNDEZ, Director de Expansión de La Tagliatella

“El franquiciado se siente más seguro si la central abre restaurantes propios”

–¿Cómo ha variado la situación del sector en el que opera La Tagliatella en el último año?
–El casual dining [comida informal] se está consolidando en el sector como una restauración asequible a todos los bolsillos. En La Tagliatella aportamos una oferta gastronómica con una calidad muy diferenciada, lo que incide directamente en el éxito de nuestros restaurantes y en su crecimiento exponencial.

–¿A qué se refiere con calidad muy diferenciada?
–Somos la única enseña con un procedimiento de integración vertical. Importamos directamente desde Italia el 80% de la materia prima que utilizamos, elaboramos los productos en nuestra sede central de Lleida y hacemos el reparto con nuestra propia flota de camiones. De esta forma, garantizamos la calidad de principio a fin.

–Tanto La Tagliatella como las otras enseñas de la empresa, Il Pastificcio y Trastevere, fueron adquiridas a finales de 2006 por el grupo Restauravia Food, que nació con el objetivo de convertirse en líder del sector en España. ¿Prevén más adquisiciones para alcanzar esta posición?
–Hay posibilidades de hacer nuevas compras, pero por el momento estamos centrados en el crecimiento de nuestras marcas.

–¿Cómo será el desarrollo de La Tagliatella?
–Creceremos de forma paralela. Este año tenemos previsto inaugurar entre 5 y 10 unidades propias y 17 franquicias. Consideramos que, de esta manera, no perdemos la sensibilidad del negocio y, además, el franquiciado se siente más seguro al ver que la central sigue abriendo restaurantes propios.

–Ustedes ya tienen dos establecimientos en Andorra y planean dar el salto a Portugal y Francia. ¿Cómo va el proceso?
–Logísticamente es lo más racional: nos cuesta lo mismo llevar la mercancía desde la central hasta Galicia o Andalucía que a Portugal o Francia. No obstante, primero queremos concentrarnos en nuestra expansión nacional y, a continuación, dar el salto internacional de forma natural. En Portugal, por ejemplo, planeamos abrir primero un local con un franquiciado que controlaremos estrechamente desde la central, para ver cómo funciona el negocio en el país. Lo que es seguro es que renunciamos a la figura del masterfranquiciado.

–En tiempos de incertidumbre económica como el actual, los negocios de restauración se resienten. ¿Han notado ya la crisis?
–No. Seguimos creciendo en facturación y en unidades. Una de las razones es que la relación entre la calidad y el precio de los productos es óptima, así que captamos clientes que vienen de conceptos más caros.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies