Entrevistas | 18 Feb 2008 |

JOSÉ VICENTE MARTÍNEZ, Director de Expansión de Ofilegal

“En Europa es frecuente que una familia disponga de un abogado de referencia”

–¿Qué rasgos destaca del sector de servicios jurídicos?
–Se trata de un mercado con una previsión de gran crecimiento, y buena prueba de ello es que están entrando enseñas de otros países. El área legal, sobre todo, cuenta con un gran potencial, pues cada vez resulta más necesaria la orientación de un abogado. Por otro lado, la nueva Ley de Abogacía, vigente desde el año 2007, impone otras condiciones al modelo de negocio.

–¿Qué cambios implica esa normativa?
–Ahora es obligatorio que aquel que monte un despacho figure como abogado colegiado, o al menos el 75% de los socios. Actualmente no existe ninguna red que funcione con este sistema, y por eso estamos en la fase de darnos a conocer a los licenciados en derecho. Hemos suscrito un acuerdo con la Universidad Europea de Madrid por el que dicha institución presentará nuestra propuesta a los estudiantes de abogacía.

–¿En qué consiste ese modelo?
–Ocurre que hay muchas personas que estudian esta carrera, pero cuando terminan no tienen la oportunidad de ejercer. Las opciones son trabajar de pasante o incorporarse a un bufete donde la alta especialización es la norma. De este modo, un abogado que desea instalarse por su cuenta lo tiene muy complicado, no tanto por una cuestión de capacidad económica, sino porque no puede resolver las peticiones de sus clientes debido a la falta de conocimientos y experiencia. En cambio, en Ofilegal ofrecemos al abogado la posibilidad de atender casos sobre cualquier materia gracias a nuestro respaldo de 10 años de trayectoria.

–¿Cómo se fundó Ofilegal?
–Hace una década funcionaba este despacho de manera independiente, y en 2004 se unió al grupo que gestiona Ofibanik, pero como una línea de negocio. Al publicarse la Ley de Abogacía y observar la creciente demanda de estos servicios, nos animamos a establecer la enseña por separado, con sus propios planes.

–El sector legal no ha mostrado mucho dinamismo hasta el momento.
–Sin embargo, eso ya está cambiando. Existen múltiples situaciones que ahora se zanjan de modo improvisado, pero que precisan de la ayuda de un profesional especializado para evitar problemas futuros. Es el caso, por ejemplo, de las multas de tráfico, los contratos de arrendamiento, la firma de una hipoteca, los problemas con la comunidad de vecinos o una demanda laboral. En Europa es frecuente que una familia disponga de un abogado de referencia, y aquí no tardaremos en seguir esa misma tendencia.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies