Entrevistas | 06 Abr 2010 |

Javier Eslava, Director del Área de Franquicias de Panishop

“Al tener una media de 500 clientes diarios, los bancos nos siguen apoyando”

¿Cómo se encuentra el sector de panadería?
Hay una situación económica a la que no escapa nadie, pero nuestro mercado no sigue la tendencia general del consumo. De la misma manera que no crece tanto como otros sectores más especulativos, se resiente menos en situaciones como la actual. El nuestro es un producto básico de compra diaria, y en algunos casos representa un “pequeño capricho” en el que refugiarse de la crisis del día a día.

Pero la crisis ha acentuado la competencia de otros negocios, como supermercados o gasolineras
Aunque no es reciente, sí que es verdad que algunos supermercados están utilizando el precio del pan como reclamo. Nosotros no hemos podido permanecer ajenos a esas tácticas comerciales, pero solo afectan a los productos de referencia, que son uno o dos.

Después de 15 años con el mismo concepto, Panishop acaba de introducir nuevos modelos de negocio.
Hace un par de años decidimos hacer una parada estratégica en nuestro crecimiento, porque el mercado inmobiliario y el financiero se habían complicado demasiado. En este periodo hemos definido dos nuevos conceptos. Uno algo más pequeño y flexible, que llamamos Express, dirigido al autoempleo, y otro, denominado Prémium, que incluye una zona de restauración.

El mercado inmobiliario ha cambiado, pero el financiero no prece que mejore.
Hemos conseguido renegociar la mayor parte de los locales abiertos, y las nuevas ubicaciones tienen rentas más razonables. Por lo que se refiere a la financiación, nosotros la estamos consiguiendo; no fácilmente, pero sacamos adelante los proyectos, lo cual significa que los bancos nos siguen apoyando.

¿Cómo lo consiguen?
Tenemos de 500 a 600 clientes diarios de media por tienda, y pensamos que no hay ninguna otra cadena con este volumen. Además, argumento de peso es que, a pesar de la crisis, hay zonas como Madrid donde todos los establecimientos están aumentando las ventas. Creo que la razón es que, en esta locura que vive el mercado, el que no está especializado lo tiene muy complicado.

¿Qué papel juega ahora la gestión?
Es el reto actual de la panadería, pues en general es un sector al que todavía le queda mucho para profesionalizarse. Es ahí donde nosotros podemos diferenciarnos más ya que, a pesar de imponerse la cultura del bajo coste, el consumidor sigue apreciando los mismos detalles en calidad y atención. En ese sentido, una franquicia consolidada como la nuestra dispone de muchos más medios para seguir innovando y proponiendo experiencias de valor para el cliente.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies