Entrevistas | 06 Abr 2010 |

Ingrid Peirò, de No es Pecado

“Los problemas se resuelven antes en franquicia”

 

¿Por qué una tienda erótica?
Combiné mi gusto por el trato al público y por el campo del erotismo y la sexología. Tuve una educación muy abierta en casa y siempre he hablado de estos temas con naturalidad, así que era el consultorio de amigos y compañeros de trabajo. Disfrutaba con ello, y abrir mi propia tienda me permitía seguir resolviendo las dudas que los clientes tuvieran en el terreno de la pareja.

¿Y por qué en franquicia?
Porque la central es una muleta para no tropezar tanto. El apoyo de un grupo no garantiza la ausencia de imprevistos, pero cuantas más personas hay involucradas en el proyecto, antes se detectan los problemas y más rápido se resuelven. Había trabajado como empleada en franquicias y sabía la ayuda que suponían.

¿Consultó con otras enseñas antes de decantarse por No es Pecado? ¿Qué le hizo inclinarse por esta marca?
En los meses que pasé informándome sobre las firmas del sector, observé que No es Pecado siempre iba un paso por delante. Realizaba algún cambio y, enseguida, el resto lo copiaba. Además, me gustaba su concepto de tienda desenfadada y alejada de los sexshop, en la que cualquier persona puede entrar.

 

¿Ha ido todo según lo esperado? ¿Es el negocio como se lo imaginaba?
Todo ha ido bien, pese a que abrí a finales de 2007 y la crisis empezó a advertirse poco después. Además de la venta en la tienda, organizo reuniones eróticas y tengo clientes fieles que agradecen la orientación y la ayuda para eliminar tabúes.

¿Considera que la central se ocupa lo suficiente de la red?
Sí, en cuanto les hago llegar una inquietud, me responden con todos sus recursos. La comunicación es un asunto primordial. Aunque puede caerse en el error de que en la franquicia va a encontrarse todo hecho, siempre surgen complicaciones de las que es necesario informar para luchar conjuntamente. La central te dará sugerencias, pero tú eres quien decide al final.

¿Hay aspectos del negocio mejorables?
Todo es mejorable y la marca trabaja constantemente para progresar y adaptarse a los cambios del mercado.

¿Abriría otra franquicia No es Pecado?
Sí, una vez que la situación económica haya mejorado.

¿Y el mismo negocio, pero por su cuenta?
No. Atiendo el establecimiento totalmente sola y, aunque ganaría libertad en cuanto a imagen y producto, no estoy dispuesta a renunciar al apoyo continuo.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies