Entrevistas | 12 Abr 2012 |

Hablamos con María Luisa Pérez, multifranquiciada de Mundopán a domicilio

“Yo le diría a la gente en paro que se anime, que es un trabajo sencillo y gratificante”.

¿Cuántos meses lleváis gestionando vuestra delegación de Castellví de Rosanes? ¿Cuántos clientes tenéis?
-Han pasado dos meses y medio desde que iniciamos el reparto en la zona y ya gestionamos una cartera de más de 800 clientes: esta buena aceptación del servicio nos ha animado a adquirir los derechos de distribución en una segunda zona, la de Baix Llobregat.

¿Entre cuántas personas gestionáis la franquicia? ¿Por qué os decidisteis a montar vuestro negocio?

-Estamos implicados toda la familia y la verdad es que no contábamos con experiencia previa. Nos encontrábamos desempleados y buscábamos opciones para poder poner algo en marcha todos juntos; como en nuestro caso residimos en viviendas unifamiliares de la zona, vimos que era un servicio realmente necesario y que podría conseguir muy buena aceptación.

¿Cuáles son las ventajas que encuentras a tu condición de autónoma? ¿Tuvisteis que hacer frente a muchas complicaciones para algunos trámites?
-Lo mejor de trabajar bajo este régimen es la ilusión y la motivación porque todo el esfuerzo que realizas repercute en ti mismo. Sin llegar a considerarlo un problema, el tema más ‘peliagudo’ fue el de tramitar todos los requisitos relacionados con el local: hay una serie de normativas que desconocíamos, así que tuvimos que asesorarnos para poder solucionar estas cuestiones.

¿Cuál fue la primera reacción de los clientes al ofrecerles el servicio?

-De incredulidad por lo original e innovador del servicio y de sorpresa porque no pensaban que alguien les pudiera plantear esta solución para que no tuvieran que desplazarse cada día para ir a comprar el pan.

¿Cuál es el producto más demandado?

-La baguette era y sigue siendo la especialidad más demandada, pero es verdad que cada vez nos piden más el pan rústico y el gallego.

¿Tenéis alguna especialidad local? ¿Qué nuevos productos estáis teniendo que incorporar por demanda?
-El pan de payés es el producto local que ofrecemos y, en respuesta a las solicitudes de clientes, además de las variedades de bollería que tradicionalmente nos pedían (ensaimadas, cruasanes), nuestros clientes comienzan a incluir en sus pedidos pasteles y pastas.

¿Qué aspecto de vuestra labor diaria es el más complicado? ¿Cuál es el más gratificante?
-En el trabajo diario no encontramos muchas dificultades; la única complicación reside en la propia la orografía de las localidades que cubrimos, ya que nuestros clientes viven en zonas montañosas. En cuanto al aspecto más gratificante, yo diría que es el agradecimiento y la ilusión que muestran nuestros clientes por el servicio, porque llevamos cada día hasta su casa un alimento básico como el pan. Yo le diría a la gente que está en paro que se anime, que merece la pena porque es un trabajo sencillo y, sobre todo, gratificante.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies