Entrevistas | 13 Ene 2011 |

“Escogí la marca porque no cobra cánones”

 Óscar Camacho,  franquiciado de Charlotte.

¿Por qué una cafetería?
-A mi socio y a mí siempre nos había llamado la atención el sector de la hostelería. Además, el local que nos había gustado en la calle madrileña de Ríos Rosas había sido anteriormente un bar, lo que nos facilitaba la adecuación del negocio.

¿Y por qué en franquicia?
-Era la mejor forma para no fracasar, ya que no teníamos experiencia. Con la franquicia, adquieres la experiencia de la central y te beneficias de ayudas en la apertura, acuerdos con proveedores y una imagen de marca.

¿Consultó con otras enseñas antes de decidirse por Charlotte?
-Sí, pero Charlotte nos gustó más desde el principio porque no cobrar derecho de entrada ni cánones. Luego, la cercanía del equipo de la central terminó de convencernos. En 2007, la marca era todavía muy pequeña y nos prestaron mucha atención, mientras que en otras firmas más grandes éramos uno más.

¿Ha ido todo según lo esperado? ¿Es el negocio como se lo imaginaba?
-Pese a que la apertura se demoró hasta enero de 2008 por un retraso en la obra, el establecimiento funcionó desde el primer día. El formador de la central que estuvo con nosotros tenía mucha experiencia y nos preparó bien para la gestión. El trabajo es muy sacrificado, puesto que abrimos de 7 de la mañana a 2 de la madrugada, pero nos gusta.

¿Le ha afectado la crisis?
-No mucho. Charlotte es cafetería, heladería, cervecería, coctelería y bar de copas, así que la caída de facturación en una línea de negocio se compensa con el aumento de otra. Vendemos más ahora que hace dos años.

¿Cree que hay aspectos del negocio mejorables?
-Sería útil poder disponer de un sistema que nos permitiera realizar estadísticas de ventas y comparativas con otros Charlotte.

¿Considera que la central se ocupa lo suficiente de la red?
Totalmente. Todos los meses nos visita un supervisor de la marca con el que hablamos de los problemas que van surgiendo, y enseguida se solucionan. Antes tuvimos otra franquicia de una marca informática y allí no se preocupaban de nada más que de ganar dinero.

¿Abriría otra franquicia Charlotte?
Si tuviera la oportunidad, sí, pero todo depende de la situación financiera.

¿Y el mismo negocio, pero por su cuenta?
Ya lo he hecho. Abrí otro bar en Madrid en septiembre de 2009, pero no funciona igual. El rótulo no es conocido y los acuerdos de distribución a los que puedo llegar no son tan buenos.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies