Entrevistas | 28 Jul 2009 |

Emilio Álvarez, franquiciado de Foster’s Hollywood

“La retribución procede en un 70% del salario y en un 30% de dividendos”

Como buena parte de los emprendedores que se inician en el mundo de los negocios, Emilio Álvarez decidió que, durante el primer año, no recibiría sueldo alguno por su trabajo como gestor al frente de Foster’s Hollywood. Una decisión que tomó para ayudar a que la cuenta de resultados no resultará gravada con sus retribuciones.
Álvarez reconoce que una de las fases más difíciles en los inicios del negocio para una persona como él, acostumbrada a recibir mensualmente unos ingresos, fue pasar de tener un salario a no tenerlo. “Es un cambio cualitativo importante, porque tienes que adaptar tu mente a esa nueva realidad y prepararte para llevar una administración muy rigurosa”.

Sin embargo, durante el segundo año de vida del negocio, Álvarez pudo comenzar a cobrar un sueldo como gestor y un porcentaje variable. Diez años después de abrir su primer restaurante, la nómina de este franquiciado “es equivalente a un salario de gestor, pero con el añadido de una retribución variable sobre el neto de los resultados antes de impuestos”, confiesa.
Al margen del salario propiamente dicho, Álvarez reconoce el peso de los beneficios. “Lo normal es que la retribución proceda en un 70% del salario y en un 30% de dividendos”.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies