Entrevistas | 12 Ene 2007 |

Elisabeth Barbero, Directora de Comercio Asociado de vistaÓptica

“Hay que captar al cliente que compra más de un modelo de gafas”

¿Cómo ve el sector de las ópticas?
Antes era una actividad muy rentable, porque éramos pocos los que operábamos en el mercado. Pero de unos años para acá el crecimiento ha sido constante, y cada vez hay más competencia.

¿Cómo se está afrontando la nueva situación?
Al principio de esta etapa la tendencia general fue a diversificar, y comenzamos a trabajar con audífonos y cirugía láser. Pero en estos momentos, aunque los avances en óptica continúan y se están introduciendo en la oferta, apostamos más por la moda. Cada vez se le da una mayor importancia al diseño de las gafas. Hay gente que se compra varios modelos de lentes para combinarlos como un complemento más, y ese es el
público que hay que captar.

¿Esto cambia el concepto?
Se puede decir que vistaÓptica nació hace 5 años de la adaptación de nuestra antigua marca a esta nueva realidad. Antes la empresa operaba bajo el nombre de Optiprix, y era una red de tiendas que daba más importancia al buen precio que a la moda. Cuando la dirección decidió renovar la imagen fue con la idea de centrarse en la calidad y el diseño.

vistaÓptica se define como una red de comercio asociado. ¿Cómo opera?
Legalmente somos una franquicia, pero no tenemos la misma relación con nuestros miembros que otras cadenas con los suyos. Por ejemplo, no cobramos a los asociados según la facturación que declaren, no funcionamos como central de compras, ni tampoco obligamos a la red a gestionar su negocio de una manera determinada. Los únicos compromisos adquiridos por contrato son utilizar nuestro rótulo y mantener unos mínimos de servicio y limpieza en los establecimientos. El resto depende de la elección del empresario.

¿Y si escogiera más intervención de la central?
vistaÓptica pone a su disposición el saber hacer derivado de la gestión de sus 28 tiendas propias, y la publicidad y promociones de la red. La empresa también funciona como proveedor de una marca blanca, pero en ningún momento ejerce de intermediario entre los asociados y otras firmas. También damos formación a aquellos inversores que llegan a la cadena desde fuera del sector.

¿De qué depende el importe del derecho de entrada?
Nuestros candidatos no tienen por qué ser ópticos con un negocio en marcha. De ahí que el canon de adhesión sea distinto en unos casos y en otros, porque lo calculamos en función del dinero que cada empresario se puede ahorrar al operar dentro del grupo. Un emprendedor que empiece de cero podría tener un derecho de entrada desde 6.000 euros.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies