Entrevistas | 05 Ene 2011 |

“El número de solicitudes nos desborda: tenemos que desechar muchas”

Sara Rodríguez, Directora de Expansión de Spantajáparos.

¿Cómo ve la situación de la moda infantil?
–El sector de moda infantil ha sabido sobrevivir a la crisis porque a los niños hay que renovarles la ropa todas las temporadas y, como nos dicen las propias madres, con los pequeños no se escatima. Está claro que existe esa necesidad, pero también hay que saber dar la respuesta que esos padres y esos hijos quieren y necesitan. En este aspecto son fundamentales conceptos como precio, diseño, comodidad y funcionalidad.

¿Cómo nació la enseña?
–Mercedes de la Puerta, que es la creadora de la marca, empezó de forma muy artesanal, pues diseñaba la ropa, la fabricaba y la vendía, incluso en su propia casa. Al comprender que el producto se colocaba bien, abrió la primera tienda en Sevilla, en 2004, y luego en Madrid, en Pozuelo de Alarcón, y a partir de ahí comenzó la expansión.

En solo dos años han abierto 32 franquicias. ¿Mantienen el ritmo de expansión?
–Estamos en pleno crecimiento. La facturación y los puntos de venta se duplican de temporada en temporada, y el número de solicitudes nos desborda. Hemos tenido que desechar muchas candidaturas, porque no queremos copar una zona. En este momento ya damos por concluida la expansión en Cádiz, Sevilla y Madrid, y a partir de ahora nuestras zonas prioritarias son el País Vasco, Cataluña y Levante, en donde detectamos, por las ventas en Internet, que existe una demanda real de nuestros productos.

¿Cómo se explica un crecimiento tan rápido en estos tiempos?
–Creemos que uno de los secretos de Spantajáparos es que vende un producto diferente, novedoso, muy funcional y, sobre todo, con una excelente relación calidad-precio. La gente no está habituada a ver este tipo de moda en los pequeños.

¿Cómo encaran la inversión del franquiciado?
–La filosofía de Spantajáparos es minimizar la inversión inicial, tratando de obtener el mayor beneficio de cada tienda desde su puesta en marcha. Por eso buscamos locales de 30 a 50 metros cuadrados que no requieran obra civil y estén bien ubicados en centros comerciales, zonas comerciales o cerca de áreas de colegios. Hay que hacer un pedido inicial mínimo de 20.000 euros, y después todo funciona con reposiciones. La ropa no sobra; es más, los franquiciados suelen hacer pedidos a los 15 días de abrir la tienda, y algunos al cabo de una semana. Por otra parte, permitimos que el 20% de las referencias del punto de venta sean de otras marcas.

El nombre de la enseña me parece un gran acierto.
–La marca es el fruto de una errata. En realidad se iba a llamar Spantapájaros, pero cuando llegaron las etiquetas de la imprenta vieron que se habían equivocado y habían puesto Spantajáparos. A Mercedes le gustó, y así se quedó.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies