Entrevistas | 04 Feb 2008 |

David Solé, Gerente de Franquicias de General Óptica

“El comercio independiente solo puede competir asociándose”

–Las franquicias de óptica están creciendo a buen ritmo. ¿A qué se debe?
–Estamos en un mercado maduro y muy atomizado, con una densidad de comercio mucho mayor que en el resto de los países europeos. Se calcula que en España hay unos 9.000 establecimientos dedicados a nuestra actividad, de los que cerca de 3.000 son independientes y están teniendo serios problemas para resistir las nuevas reglas impuestas por la competencia, principalmente por las marcas extranjeras que se han implantado en los últimos años en nuestro país. La solución para estos pequeños empresarios es asociarse entre ellos o unirse a una gran cadena. Solo de esta forma pueden conseguir la reducción de costes suficiente que les permita igualar las ofertas de algunas de las firmas recién llegadas.

–¿Cómo está afrontando General Óptica esta competencia?
–La clave creo que está en diferenciarnos por lo que ofrecemos. Mientras otras compañías se están posicionando en precio, nosotros nos centramos en el servicio. En nuestras ópticas, el cliente encuentra asesoramiento en salud visual, con el sistema de pruebas en siete pasos A-Z, y también estético, con el programa Carácter. Por lo tanto, el tipo de persona que acude a un local General Óptica valora principalmente el trato profesional que recibe por parte de nuestros empleados, aunque también pueda aprovecharse de las promociones que prepara la central para toda la red de tiendas propias y franquiciadas. 

–¿Qué perspectivas ve en el sector ?
–Pese a que el español es un mercado maduro, calculamos que todavía tiene mucho margen para crecer en ventas. La demanda en nuestro país es inferior a la media europea, pero vemos que hay un cambio de actitud por parte del consumidor y que están surgiendo muchas oportunidades que repercutirán en las cuentas de resultados a corto plazo. 

–¿Cuáles son?
–Por un lado, la moda ha entrado en el sector, y han aumentado paralelamente la tasa de renovación y la “multiposesión”. Además, la población crece por la llegada de inmigrantes y, a la vez, se hace mayor y envejece. Otro de los factores clave es que se han generalizado hábitos nocivos para la salud visual, como las largas jornadas frente al ordenador o las prolongadas sesiones de televisión, y la población está cada vez más concienciada de que debe cuidar sus ojos. Junto a todo esto, los fabricantes están dando con productos de última generación que aportan un valor añadido frente a los antiguos, por lo que la gente se está animando a acercarse a las tiendas para cambiar sus gafas o lentillas.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies