Entrevistas | 23 Nov 2011 |

“Conseguimos que librerías pequeñas tengan tratamiento de gran cliente”

Carlos Blanco, Director de Expansión de Espacio Lector Nobel.

¿Qué tendencias funcionan en el sector de librerías?
–Hay una tendencia a la proximidad. Están triunfando las tiendas pequeñas y medianas, con un servicio más personalizado, frente a las macrotiendas y grandes superficies.

¿En qué se basa el concepto de Espacio Lector Nobel?
–Planteamos establecimientos modernos, que pueden instalarse en el centro de una gran ciudad o en poblaciones a partir de 10.000 habitantes. En las localidades medianas suele haber librerías con 30 o 40 años en las que nunca se hizo una reforma, y que a veces tienen prensa y papelería, pero ningún libro. Nosotros entendemos que, así como otros sectores se han renovado y hoy nadie concibe una zapatería como en los años ochenta, se debe hacer lo mismo con las librerías.

¿Qué ventaja competitiva ofrece la enseña frente a la instalación de una librería por cuenta propia?
–Aportamos un saber hacer y una forma de gestionar muy diferenciados. Además, conseguimos que librerías pequeñas tengan un tratamiento de gran cliente por parte de los principales grupos editoriales. Lo nuestro es economía de escala; somos una gran central de compras y conseguimos buenos precios. Una persona que quiera montar una librería por su cuenta no va a tener ni por asomo las ventajas que nosotros ofrecemos.

¿Los libros se reciben en depósito?
–En este sector existe la compra en firme con derecho a devolución, pero esta no se paga en metálico, sino con un abono en cuenta para sucesivas compras. Lo que nosotros conseguimos para los asociados es que la mitad de la mercancía se reciba en depósito. En cualquier caso hay que saber cuándo conviene devolverla y qué hay que pedir en cada momento, y eso forma parte del saber hacer que aportamos.

¿Qué efectos tiene el precio fijo de los libros?
–Existe en casi toda Europa para preservar la transmisión cultural, y que hay que saber explotarlo empresarialmente, porque a los pequeños les permite competir con grandes librerías y grandes superficies.

¿El precio de compra es también fijo?
–Normalmente hay unos descuentos establecidos, pero como nosotros somos un gran grupo, nuestras franquicias compran con un margen operativo bastante mayor que un librero independiente.

¿Puede ser un problema el auge del libro electrónico?
–El papel no va a desaparecer. El libro electrónico se irá introduciendo poco a poco, pero convivirán ambos soportes. Sí es cierto que está induciendo un cambio en los libros, con mejores ediciones, más elaboradas, y en las librerías, que empiezan a renovar su imagen.

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies