Entrevistas | 23 Abr 2007 |

Andrés Vidaller del Castillo, Director General de Textura:

Con 88 tiendas en España y un techo de 130, la red de textil-hogar del BBVA afronta el futuro con una nueva hermana pequeña, Textura Baby, que apuesta por la franquicia con un modelo de negocio de menor coste.

¿Por qué han decidido desarrollar han decidido desarrollar un proyecto como Textura Baby?
La empresa lleva veintiocho años en el mercado del textil-hogar y una pequeña parte de su producción siempre ha estado destinada al mundo del bebé, pero más bien como algo complementario. Desde hace dos o tres años venimos incrementando esta línea de artículos, con un éxito tan grande entre nuestros consumidores que nos ha animado a crear una enseña.

¿Cómo se ha integrado el concepto en la red de Textura?, ¿se han montado rincones en las tiendas?
Esto depende del tamaño de los locales, aunque hay que aclarar que todos los puntos de venta disponen de una gama básica de artículos orientados a bebés y niños. En las tiendas más grandes, aquellas con unos 200 metros cuadrados, sí que hemos instalado rincones, pero la idea es que estos espacios evolucionen hacia centros propios.

¿Los asociados de Textura van a tener preferencia para abrir este modelo de tienda?
Por supuesto, y así se lo hemos transmitido; acabamos de explicarles en qué consiste el proyecto en el marco de la presentación de la colección primavera-verano, un foro donde siete franquiciados ya han mostrado interés por montar estas tiendas. Lo que haremos será reservar a aquellas personas que hayan transmitido ese deseo –y que así lo hayan plasmado por escrito– una zona de exclusividad el tiempo necesario hasta que encuentren el local adecuado. Y cuando terminemos de sondear a todos los asociados, será el momento de abrir el proyecto a otros candidatos.

¿Cuál es el plan de expansión para Textura Baby?
Prevemos abrir unas 10 unidades en los próximos doce meses; más a largo plazo el objetivo es tener en tres años entre 45 y 50 establecimientos Hay que destacar que en Textura Baby convergen dos elementos a tener muy en cuenta en cualquier negocio. Por un lado se trata de un modelo de tienda con una superficie pequeña, mientras que la concepción en el diseño del mobiliario –fabricado en Italia– hace que el coste del montaje sea muy asequible. En este sentido, ofrecemos un negocio con una inversión reducida, algo que hoy en día favorece la entrada de posibles franquiciados.

                                                                                 “Artículo completo en la edición impresa”

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies