Entrevistas | 21 Abr 2009 |

ALFONSO DE BORBÓN, Director de Expofranquicia

Este año el mercado pondrá a cada feria en su sitio.

Expofranquicia abrirá el calendario ferial de la franquicia después de que FranquiAtlántico postergase su celebración de febrero a junio, y su sede de Vigo a A Coruña; que Frank & Cía, en Rute (Córdoba), no tenga definida aún las fechas, y que los responsables del Salón Internacional de Franquicias de Barcelona decidiesen cambiar el certamen desde marzo hasta el mes de octubre, pocos días después del SIF&Co valenciano, que a su vez ha adelantado una semana el evento para distanciarse de su vecino del norte.
Alfonso de Borbón, que es consciente de que Expofranquicia actuará de oráculo para el resto de las ferias, se muestra optimista. El director de la feria madrileña cree que es el momento de apostar por la continuidad y transmitir señales positivas. “Nos encontramos ante un sector que tiene la suficiente experiencia, conocimiento y soltura como para salir reforzado de la crisis. La franquicia ha demostrado durante décadas la capacidad de reinventarse, transformarse y readaptarse”. 

No obstante, Alfonso de Borbón se queja de que hay un cierto aturdimiento en el sector. “A pesar de que en el ámbito de la franquicia tenemos muy buenas referencias de grandes marcas, ahora no veo soluciones ni innovaciones. Parece que a todo el mundo se le han quedado secas las ideas. ¿Dónde están los campeones nacionales? Tal vez no los haya. Y es ahora cuando necesitamos optimismo, ser más intuitivos y buscar gente que aporte ideas novedosas”.

¿Lo que suceda en Madrid marcará la pauta de lo que va a ocurrir con el resto de certámenes?
Si la feria sale mejor en asistencia de visitantes que en participación de expositores, desde luego que marcará una pauta. Pero lo que es importante tener en cuenta es que, en una situación de recesión como la actual, no es imaginable pensar que se va a celebrar una feria como en las últimas ediciones.

Desde un punto de vista teórico se dice que las situaciones de crisis y de recesión son un buen momento para apostar por eventos como las ferias. ¿Las cadenas son conscientes del reto que tienen?
Creo que no. Las cadenas se fijan más en el desembolso directo que supone participar en una feria que en el rendimiento inmediato o a largo plazo que podrían obtener. No son conscientes de que el gasto que representa un certamen se puede convertir en un beneficio multiplicado.

La última edición de Expofranquicia congregó a más de tres centenares de enseñas y un total de 225 pabellones. ¿Cómo se presenta la feria este año? ¿Cuántas franquicias nuevas van a participar?
Esperamos que asistan alrededor de 150 enseñas y 160 expositores, que ocuparán unos 5.000 metros cuadrados, frente a los 7.000 de la pasada edición, aproximadamente un 30% menos. Se mantiene la misma proporción de empresas nuevas con respecto a otras ediciones. De momento hay 25.

¿Se notarán grandes ausencias?
Sí. Sobre todo en determinados sectores, como el inmobiliario. Lejos quedan aquellos días en que la feria congregaba a 15 o 16 agencias, o cuando participaban 25 franquicias de servicios financieros.

La presencia internacional nunca ha sido especialmente relevante. ¿Qué ocurrirá en esta edición?
Este año no sé si llegarán a 5 las enseñas extranjeras que van a participar. En otras ediciones hemos tenido hasta 18. Había colectivos, como el brasileño, que siempre venían de manera organizada, pero ahora, al no haber dinero público, no acudirán. En estos momentos España da miedo.

Pese a la crisis, ¿se podrán ver nuevos conceptos de negocio?
Hay propuestas interesantes relacionadas con el mundo de los vinos, viajes, neumáticos o ecología, pero se trata de conceptos que ya son conocidos.

Para aumentar el número de participantes, ¿han barajado la posibilidad de dar cabida en el certamen a otros modelos de negocio de comercio asociado?
No; son fórmulas que conocemos perfectamente y que se han aplicado en otras ferias sin mucho éxito. Preferimos que las marcas que participen en el salón sean identificadas como franquicias o, al menos, como oportunidades de negocio evolucionadas en vías de convertirse en enseñas, tal y como ocurre con aquellas marcas que empiezan a franquiciar.

Dadas las actuales circunstancias, ¿podría producirse una mayor afluencia de visitantes en esta edición que en otras anteriores?
Estoy convencido. Si tomamos como referencia lo que está ocurriendo con otras ferias celebradas en Ifema en lo que llevamos de año, se ha producido una reducción de la presencia empresarial, pero ha aumentado la ratio de visitantes por metro cuadrado. ¿Por qué? Porque hay muchos profesionales que aunque no sean expositores siguen viniendo a las ferias para no desligarse del sector.

¿Qué novedades se van a ver en la feria?
Se ha creado un registro de visitantes profesionales que sirve para enviarles información sobre empresas y sectores participantes. Además, en esta edición, durante las jornadas se van a tratar temas candentes como es el de la financiación, que para el mercado es uno de los principales escollos.

Este año se han producido cambios repentinos de fecha en la celebración de varios certámenes, como FranquiAtlántico, el Salón Internacional de Franquicias de Barcelona y el SIF&Co, en Valencia. ¿Estas variaciones podrían llegar a generar confusión en el sector?
Para los asistentes a un salón es básico saber que se va a celebrar en unas fechas concretas. Vamos mal si empezamos a manipular y alterar el statu quo que hasta ahora teníamos. Las ferias actúan como un referente del sector y necesitan tener una cierta identidad para que aquellos que deseen participar se sientan con seguridad y confianza. Que Barcelona modifique sus fechas supone un bandazo. Si tuviésemos que evaluarlo en términos de conducción, habría que catalogarlo como un adelantamiento de muchísimo riesgo. Habrá que ver qué resultados arroja.

Tal vez haya una saturación de ferias. ¿No sería buen momento para reducir el número de certámenes?
No voy a ser yo quien diga qué ferias sobran, pero creo que los profesionales tienen muy claro cuáles son las más importantes. Ahora que las oportunidades se han reducido es cuando el mercado se encargará de poner a cada salón en el sitio que le corresponde.

¿Cuántos de los contactos que se hacen en una feria de franquicia acaban materializándose en un negocio en firme?
Es difícil saberlo, pero hay quien asegura que entre un 10 y un 15%. No obstante, hay cadenas que se conforman con obtener entre dos y tres franquiciados nuevos por feria.

La mayor parte de los negocios en franquicia están enfocados al autoempleo. Con el aumento exponencial del número de parados, ¿podría ser un buen momento para que las enseñas cap

COMPARTIR

Noticias relacionadas IR A NOTICIAS

Ahorra los costes de tu asesor fiscal
Infoautónomos.com, la primera red profesional para autónomos, ha preparado un curso para que puedas encargarte de gestionar tus impuestos.
LEER MÁS
El Ayuntamiento de Coslada agradece a Barbadillo y Asociados su colaboración en el fomento de la emprendeduría
La consultora colaboró con el Ayuntamiento de la localidad en el desarrollo de la Jornada "La franquicia como fórmula de...
LEER MÁS
Grupo Miquel abre su cuarto SPAR en Granada
Con la inauguración hoy viernes 6 de junio, de un nuevo establecimiento franquiciado SPAR en Granada, Grupo Miquel continúa su...
LEER MÁS
Franquicias Alain Afflelou reabre en el CC Espacio Coruña
La firma ha ideado una promoción de lanzamiento a través de la que regalará la mitad de la montura entre...
LEER MÁS

PUBLICIDAD

Infórmate y emprende con tu negocio

Suscríbete a nuestro boletín de noticias para estar en todo momento informado sobre el mundo de la franquicia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies